Aprende más acerca del Agua

El hielo

 

Es agua en estado sólido, uno de sus tres estados naturales.

 

Es un cuerpo cristalino, incoloro y transparente, que a veces se ve blanco debido a las burbujas de aire que contiene.

 

El agua pura se congela a 0 °C cuando es sometida a una atmósfera de presión. Al congelarse reduce su densidad y aumenta su volumen, se expande. Esta propiedad evita que los océanos de los polos se congelen totalmente, el hielo flota en la superficie y se somete a los cambios de temperatura atmosférica.

 

Hielo azul: es el resultado del fenómeno que ocurre cuando nieva sobre un glaciar. La temperatura hace que la nieve se comprima, se incorpore al glaciar y sea arrastrada por éste hacia algún lago, río o mar. En el recorrido, las burbujas de aire que se encontraban en el hielo son liberadas y la dimensión de los cristales se incrementa, por lo que se tornan más translúcidos.

 

 

Hielo marino o banquisa: es una capa de hielo flotante que se forma en las regiones oceánicas polares. Su espesor típico se sitúa entre un metro, cuando se renueva cada año, y 4 o 5 m, cuando persiste en el tiempo, como ocurre en la región ártica más próxima al polo. En muchas ocasiones está constituida por bloques de hielo fracturados que han sido nuevamente soldados.

 

Hielo fijo (fast ice): hielo marino que se forma y permanece fijo a lo largo de la costa, en donde es anexado a la orilla, a una pared de hielo, a un frente de barrera, entre bajos fondos o témpanos varados. El hielo fijo puede ser formado in situ de agua de mar o por congelamiento hacia la costa del hielo flotante de cualquier edad, y puede extenderse unos pocos metros o varios cientos de kilómetros desde la costa. Cuando tiene más 2 m sobre el nivel del mar se lo denomina barrera de hielo.

 

Hielo a la deriva: es una banquisa que flota sobre la superficie del agua de mar en las regiones frías, Cuando el hielo a la deriva es impulsado conjuntamente en una sola gran masa, se le llama pack de hielo.

Un témpano es un gran pedazo de hielo a la deriva que puede tener desde decenas de metros a varios kilómetros de diámetro.

 

Hielo seco: es el estado sólido del dióxido de carbono (CO2) en estado sólido. Cuando se evapora o sublima, no produce rastros de humedad (por eso lo de hielo seco). Como su punto de sublimación es bajísimo y además no deja desechos líquidos, el hielo seco es un refrigerante muy utilizado. También se conoce como nieve carbónica.

 

Fuente: Wikipedia

Aprende más acerca del Agua