Aprende más acerca del Agua

La nieve



La nieve es un fenómeno meteorológico que consiste en la precipitación de pequeños cristales de hielo con diferentes formas geométricas, o grandes copos de nieve, que se forman en las nubes cuando la temperatura es inferior a cero grados.

Al caer puede derretirse o, si son grandes copos, cuajar y formar capas de diferente grosor y consistencia, según la temperatura del suelo sobre el que se deposite, el sol o el viento.

La nieve es una reserva de agua, acumulada en la superficie de la cuenca hidrográfica, y que se hará disponible para su uso en un tiempo posterior al de la precipitación, en la medida en que se derrita.

La precipitación acumulativa más alta de nieve en el mundo fue registrada en Mount Baker, Washington, EE. UU., durante el invierno 1998–1999, cuando cayeron 1.140 pulgadas (28,96 metros).

Las nevadas varían dependiendo del temporal y la localización, y de otros factores como latitud geográfica, altitud y clima.

 

 

 

Aguanieve: es una forma de precipitación consistente en una mezcla de nieve y agua.

 

Alud o avalancha: es el desplazamiento de una capa de nieve o de tierra ladera abajo, que puede incorporar parte del sustrato y de la cobertura vegetal de la pendiente.

 

Escarcha: es la capa de hielo cristalino en escamas, agujas, plumas o abanicos, que se forma sobre superficies expuestas a la intemperie que se han enfriado lo suficiente como para provocar la deposición directa del vapor de agua contenido en el aire.

 

Fuente: Wikipedia

Aprende más acerca del Agua