Aprende más acerca del Agua

Los manantiales

 


Los manantiales son fuentes naturales de agua que surgen del interior de la tierra en un área limitada o entre las rocas.

Tienen origen atmosférico (cuando el agua de lluvia se filtra en la tierra) o ígneo (cuando el agua se calienta por contacto por rocas ígneas) para dar lugar a manantiales de agua caliente o termales como los géiseres.

Su caudal depende de las estaciones del año y del volumen de las precipitaciones.

Dependiendo de la frecuencia del origen (caída de lluvia o nieve derretida que infiltra la tierra), los manantiales pueden ser intermitentes o permanentes.

Los pozos artesianos son manantiales artificiales, provocados por el hombre mediante una perforación a gran profundidad y en la que la presión del agua es tal que la hace emerger en la superficie.

Los manantiales se clasifican por el volumen de agua que descargan. Los más grandes son de «primera magnitud,» definidos como tales cuando descargan agua a una velocidad de 2.800 litros por segundo, por lo menos.

Los manantiales que contienen cantidades significativas de minerales son denominados, a veces, «nacientes de minerales». A aquellos que contienen grandes cantidades de sales de sodio disueltas, mayormente carbonato sódico, se les llama «nacientes de soda».

Fuente: Wikipedia


Aprende más acerca del Agua