Notas a Gotas

Amenazas del cambio climático a la naturaleza

 


Conocemos como cambio climático todas las alteraciones que se están produciendo en el clima de la Tierra: el incremento en la temperatura, los cambios en las precipitaciones, los fenómenos atmosféricos extremos, el aumento en el nivel del mar, la pérdida de masa glaciar, los cambios en los recursos hídricos, el calentamiento y la acidificación de los océanos, entre otras.

Todas estas transformaciones amenazan el equilibrio de la naturaleza, dado el impacto negativo que generan en la biodiversidad y los ecosistemas.

A medida que los desequilibrios climáticos aumentan, la situación de las especies humana, animal y vegetal se vuelve más crítica, se reducen las poblaciones, las migraciones aumentan, y la extinción es inevitable.

Las especies que tienen menos capacidad de adaptación a los cambios que se presentan en sus hábitats tienden a extinguirse.

El cambio climático está causando una aceleración inusual en los procesos de evolución y selección natural de las especies. Los comportamientos cambiantes, producen variaciones en los ciclos de reproducción, crecimiento alimentación, y migración.

Algunos ejemplos de los efectos de cambio climático se evidencian en las modificaciones de los procesos de fotosíntesis, respiración, y crecimiento de la vegetación, al igual que los cambios en su composición, distribución y ubicación.

Los ecosistemas coralinos han sido afectados negativamente por el aumento en la temperatura del mar. Se estima que para el año 2040, los arrecifes de coral del mundo podrían desaparecer, lo cual implicaría la pérdida de una gran cantidad de especies, y el aumento de riesgos para las poblaciones humanas costeras al quedar desprotegidas sin las barreras coralinas.

Las variaciones en el comportamiento migratorio de las aves son también una clara muestra de los efectos del cambio climático.

De acuerdo con un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el cambio climático está afectando las poblaciones humanas disminuyendo la producción agrícola, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria, deteriorando el acceso al agua potable, y aumentando la probabilidad de conflictos internos.

De nuestra capacidad de respuesta para contrarrestar y mitigar las consecuencias negativas del cambio climático, depende la supervivencia a largo plazo de todas las especies del planeta Tierra.

Fuente:CambioClimático.org

Notas a Gotas