Notas a Gotas

La desertificación: un desafío de nuestro tiempo

 

Sabias que

"La degradación de la tierra y la sequía son un impedimento para el desarrollo de todas las naciones en el planeta", Luc Gnacadja, secretario de la Convención de Naciones Unidas contra la Desertificación (UNCCD).

La desertificación es la degradación persistente de los ecosistemas de las tierras secas a causa de las actividades humanas y las variaciones climáticas.

La desertificación, la degradación de las tierras, la sequía y el cambio climático están interrelacionados. Las intensas sequías que son cada vez más frecuentes generan más desertificación.

Debido a su efecto en el bienestar humano y el medio ambiente, es uno de los grandes desafíos para el desarrollo.

La desertificación tiene graves consecuencias para la seguridad de los ecosistemas, la erradicación de la pobreza, la estabilidad socioeconómica y el desarrollo sostenible.

Un mayor porcentaje de personas que viven en tierras secas están en países en desarrollo, y tienen que enfrentar condiciones de pobreza como la falta de empleo, escasez de alimentos, y falta de salubridad, entre otras, que los obligan a migrar a zonas no afectadas por la desertificación, buscando mejores condiciones de vida.

Cifras:

La neutralización de la degradación de las tierras es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para lograrlo es necesario rehabilitar cada año al menos 12 millones de hectáreas de tierra degradada.

Fuente:ONU

Notas a Gotas