¿Sabías que?

El desierto de El Sahara fue verde

 


Hace aproximadamente entre 5.000 y 10.000 años el desierto del Sahara, ubicado en el norte de África era una región de sabanas y praderas, con lagos y lluvias frecuentes.

Estudios publicados por las universidades de Estocolmo, Columbia y Arizona encontraron que la precipitación anual en El Sahara occidental pudo haber sido de hasta 2.000 milímetros con una vegetación similar a la de la parte sur de Senegal.

De acuerdo con el profesor McGee, participante en el estudio, se han encontrado fósiles que evidencian que en El Sahara hubo cuerpos permanentes de agua, sabanas, praderas y algunos bosques, así como grandes animales.

Igualmente se hallaron restos de arte rupestre y elementos de pesca que sugieren que en esta región se vivió un estilo de vida muy diferente del que se viviría actualmente.

Según el doctor Francesco Pausata, de la Universidad de Estocolmo, la cercanía del Sol a la Tierra durante los meses de verano produjo cambios de isolación que permitieron un clima favorable para la fauna, la flora y los asentamientos humanos.

"El Sahara se volvió verde cuando salimos del período glaciar. El Sol de verano se volvió más fuerte hace unos 9.000 años y trajo una serie de repercusiones".

"Cuando el Sahara se calentó, las lluvias monzones se volvieron más fuertes, lo que condujo a una mayor vegetación que, a su vez, redujo las emisiones de polvo y disminuyó la reflexión de la luz promoviendo más precipitación".

Cómo y en cuánto tiempo se volvió árido está bajo investigación, dijo el doctor Francesco Pausata.

Por otra parte, el estudio de la Universidad de Estocolmo analizó las precipitaciones pasadas y concluyó que seres humanos cazadores y recolectores que poblaron el Sahara verde lo abandonaron hace unos 8.000 años debido a un período de sequía que duró 1.000 años.

El período del Sahara verde también ocurrió hace unos 125.000 años y, en ese entonces, no hubo interferencia humana pero sí ocurrió la transición de húmedo a árido.

Y, si el fenómeno es cíclico, se podría suponer que el Sahara regrese a ser verde otra vez, aunque la actividad humana del mundo moderno sí tendría que tomarse en cuenta, afirmó Francesco Pausata.

"En unos miles de años, el ciclo se repetirá. El problema ahora son las fuerzas antropogénicas, la influencia humana que será un efecto más, fuera de la variación natural, que podría cambiar el equilibrio en el futuro del planeta, no solo en el Sahara", concluyó.

Fuente: BBC.com

¿Sabías que?