Historia

Este premio es un justo homenaje a todos aquellos que, defendiendo y protegiendo el Medio Ambiente, luchan por un futuro mejor para nuestra Nación.

Desde hace 25 años el Banco de Occidente ha venido demostrando su interés por la defensa y divulgación de los recursos ecológicos de nuestro país. En 1984 dió inicio a la publicación anual de un libro de contenido ecológico con el que ha contribuido a la divulgación de nuestras riquezas naturales. Y ese mismo año adoptó al chigüiro - entonces en vías de extinción - como símbolo institucional del ahorro. La presencia del Banco de Occidente en el tema ambiental ha sido importante; durante todos estos años ha apoyado de una u otra forma acciones encaminadas a la concientización de los colombianos sobre la necesidad de preservar y defender nuestros recursos naturales. Estos son algunos ejemplos de esas acciones:

Con el objetivo de ir mucho más allá, en 1993 el Banco propuso la creación de un concurso ecológico cuyo tema central fuera el agua. En ese año nació el Premio Nacional de Ecología Planeta Azul Banco de Occidente: Agua principio de vida. En atención a toda su gestión anterior, y sin ninguna duda a partir de la fundación del premio, el Banco de Occidente ha sido identificado como una entidad comprometida con la conservación del Medio Ambiente nacional e internacional.